info@educreapuebla.com

01 222 366 0473

CREATIVIDAD, SIGNIFICA ARMONIA CON EL MEDIO AMBIENTE, ES ENTENDER LAS RELACIONES ENTRE EL MEDIO AMBIENTE Y YO.

Algunas personas piensan que la especialización del Método Montessori limita la creatividad tanto como del niño que lo usa como del guía que lo presenta. Los que hemos trabajado con el material hemos comprobado cómo la curiosidad del niño esta estimulada por este sin fin de posibilidades de elección del que tanto el niño como el guía puede hacer eso. La libertad de creación dentro del ambiente es tan importante como los límites que la contienen.

Si pensáramos en el juego de ajedrez, creo que nadie podría negar que sea un juego que estimula grandemente la creatividad del individuo a pesar de que se juegue dentro de unas reglas con un tablero y un número siempre igual de piezas, pero que genera un infinito de movimientos y posibilidades. El material Montessori nos lleva además a secuencias emocionales, a descubrimientos y resoluciones de problemas.

El ambiente preparado es la fuente del proceso creativo. La fórmula de Montessori es muy sencilla. La integración creativa del niño y del guía es la integración del ser que viene de la participación que ambos tienen de la realidad en la que viven.

A medida que el niño y la guía crecen en su relación con su medio ambiente, ambos irán adquiriendo mayor seguridad, irán construyendo, irán avanzando en su autonomía y habilidades, se sentirán más capaces e innovadores.

La personalidad del niño y el adulto siempre buscan un equilibrio. Una persona, no importa su edad, que actúa por sí misma, conoce sus fuerzas y sus debilidades, participa en su crecimiento, observa sus relaciones con otros y afirma su conocimiento en otros.

La medida de la creatividad no está en el movimiento aislado de inspiración, ni en la expresión momentánea de una idea, o una repentina descarga de energía, sino en el llamado inconsciente a la “fuerza de la vida”.

La creatividad de un guía no se mide por el estante tan bonito de arte o porque tiene muy bien distribuido su ambiente, claro, todo esto juega un papel en el desarrollo.

La creatividad no es el estante con tijeras y papeles de colores, ni la tablita con barro, ni la pintura de dedos, ni los instrumentos musicales. La creatividad del guía en todo caso sería la manera cómo va resolviendo el devenir del día, como se va adaptando a las expresiones externas que cada niño hace de su guía interna.

Cada niño o joven de nuestro ambiente va desarrollando cada día el arte de elegir lo que quiere hacer y hacerlo con responsabilidad.

Para poder ejercer este importante derecho, el guía no debe verse amenazado por sus ideas preconcebidas de lo que ese niño o joven debería estar haciendo en ese momento, por lo tanto, el guía que confía en su habilidad de observación, permitirá que su propia creatividad inconsciente fluya junto con la creatividad del niño y el joven.




To Top ↑