image

Hablemos de las diferencias en las generaciones

Dra. Evelyn Prado de Amaya y Dr. Jesús Amaya Guerra

 

Las situaciones económicas, políticas, sociales y tecno lógicas de un cierto período o época, determinan las características distintivas de cada una de las generaciones. Por ejemplo, la llegada de la radio a los hogares permitió a la familia tener un punto de reunión alrededor de este medio de comunicación y desarrollo las habilidades de escucha y creatividad visual, porque la obligaba a imaginar cada una de las escenas que se transmitían. Sin embargo, en la década de los cincuenta, la llegada de la televisión transformó a una generación oyente, la de nuestros abuelos, en una generación visual, la nuestra. Asi, a partir de estas aportaciones y cambios socioculturales, podemos identificar tres generaciones:

Generación silenciosa

Se refiere a los nacidos entre 1935 y 1950. Son aquellas personas que aprendieron a ahorrar con base en su trabajo, a ser empleados obedientes y a aceptar una disciplina estricta. Sabían que su esfuerzo y trabajo constituía la única manera de superar su estatus y ascender en la jerarquía de la organización. Las relaciones laborales eran muy forma les y casi nunca cuestionaban las decisiones de su jefe Estas relaciones basadas en la disciplina y la formalidad se reflejaban, además, en el seno familiar, donde los hijos obedecían y respetaban no solo a sus padres sino también a sus abuelos y tíos. En esta generación tanto padres cómo hijos eran “silenciosos”.

Generación de baby boomers

Son las personas nacidas entre 1951 y 1984. Crecieron en una época de rebeldía y desafío hacia la autoridad, en una etapa de grandes transiciones sociales como la liberación femenina y el inicio al acceso de la tecnología y la información. Además hubo grandes cambios de valores, pues lo pragmático y lo útil se volvió muy apreciado. En estas generación identificamos hijos rebeldes que ahora son padres obedientes.

Family splitting up and getting a divorce

Generación de hijos tiranos

A partir de 1985 inició el nacimiento de esta generación. Este tipo de niños está creciendo en hogares donde ambos padres trabajan o bien, no cuentan con una estructura de familia nuclear (padre, madre e hijos), sino que se estructuran mediante otras formas como: padres y/o madres solteros, divorciados, separados o comparten los hogares de abuelos, tíos y familiares cercanos. En esta nueva generación, los niños esperan ser regulados pero no supervisados y menos ser obligados a obedecer sin razón alguna; el trabajo lo perciben como un mal necesario y la vida, como algo que debe disfrutarse a cada momento.