María Montessori (1870-1952) fue una extraordinaria pedagoga, además de una mujer muy avanzada para su época. Sus teorías son más actuales que nunca porque, en un tiempo en el que los planteamientos educativos tienden a enfocarse desde el ángulo social, económico y laboral, se hace cada vez más necesario ahondar en una función que es todavía más esencial: la “formación” humana y personal de los individuos. Su metodología se encuadra dentro de la llamada “Escuela Nueva”, movimiento educativo renovador que se fundó en Italia a principios del XX, dentro de lo que vino a denominarse “pedagogía científica”. Ésta tiene sus raíces en los conocimientos de la persona y no sólo en tendencias filosóficas o formas de entender la vida de un modo más abstracto. Se propugnó que lo fundamental es dejar fluir las potencialidades del niño, más que “influir” sobre ellas.

Algo que caracteriza a Los niñ@s del segundo plano del desarrollo que comprende de 6 a 12 años de edad, es que tienen una gran necesidad de entender el mundo que les rodea, quieren saber todo, les gusta investigar, descubrir y llegar al fondo. Por ello y satisfaciendo este interés y necesidad que poseen, María Montessori plantea el conocimiento de:

Son la base de la Educación Cósmica. Se trata de historias impresionistas, que
a través de la emoción y el drama, estimulan la imaginación y su mente
razonadora. El interés y el entusiasmo llevan a la exploración y la
comprensión.

Las Grandes Lecciones muestran el conocimiento universal de una manera
global y abren áreas temáticas para la exploración. Mientras que l@s niñ@s
desarrollan una conciencia del mundo natural y sus leyes, también se sienten
motivad@s a explorar temas como la historia, la geografía, las matemáticas,
la ciencia y el lenguaje. Lo más importante es que las Grandes Lecciones
desarrollan en el/la niñ@ un sentido de reverencia y gratitud hacia aquellos
que nos han precedido y la sensación de que lo que ell@s hagan en su vida
va a tener también un impacto en la historia.

Con estas historias la idea no es ofrecer toda la información, sino encender la
chispa de la curiosidad, y proporcionar a continuación los recursos para que
el/la niñ@ descubra por sí mism@.

Las 5 Grandes Lecciones se presentan cada año a principio de curso, como
un punto de partida que enmarcará todo lo que aprenderán el resto del año.
Tod@s l@s niñ@s están invitados a escucharlas cada año, y en cada ocasión
las historias incentivarán un interés diferente.

  • PRIMERA GRAN LECCIÓN: “EL PRINCIPIO DEL UNIVERSO Y LA TIERRA” O “DIOS SIN MANOS”
  • SEGUNDA GRAN LECCIÓN: “LA HISTORIA DE LA VIDA EN LA TIERRA”
  • TERCERA GRAN LECCIÓN: “LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD”
  • CUARTA GRAN LECCIÓN: “LA HISTORIA DE LA COMUNICACIÓN Y LA ESCRITURA”
  • QUINTA GRAN LECCIÓN: “LA HISTORIA DE LOS NÚMEROS”

Debido a la importancia y la gran cantidad de información que se puede presentar en cada lección, es importante dejar suficiente tiempo para investigar los temas que generen interés en las lecciones.

La segunda gran lección es llamada “la llegada de la vida”. Cuenta la historia de la vida en la tierra e introduce a los niños al estudio de la biología. Inicia presentando de una forma impresionista la historia de las formas unicelulares y pluricelulares de vida. Explica cómo estás formas de vida quedaron incrustadas en el fondo del mar formando fósiles. Una línea del tiempo acompaña la historia y gráfica las eras paleozoica, mesozoica y cenozoica; comenzando con el reinado de los trilobites y terminando con los seres humanos.

La línea del tiempo donde aparecieron los vertebrados seguidos por los peces y las plantas luego los anfibios, reptiles, aves y mamíferos. No hay fechas en esta línea del tiempo. La meta es darle a los niños la idea de todo lo que sucedió antes que apareciera la vida humana. Esta impresión agita su imaginación y deseo de saber más.

Luego de presentar la historia, el adulto que guía a los niños, los invita a examinar la línea del tiempo más de cerca y contesta alguna de sus preguntas si éstas requieren de respuestas largas, se les invita a investigar.

Generalmente y en tiempos normales, se deja el cartelón expuesto en la pared, para que los niños puedan regresar a él y observarlo cuanto le sea necesario. También se pone otra línea del tiempo en blanco con las ilustraciones organizadas en las secciones de la línea original, los niños pueden sacar una sección de la línea en blanco y sobre ésta, pueden colocar las ilustraciones según la imagen original.

Los niños forman su conocimiento gradualmente hasta que puedan completar la línea; además de otros materiales de biología relacionados, que están en los estantes. Se buscan algunos libros adecuados para que puedan realizar algunas investigaciones más a
profundidad cómo la historia de las plantas, los reptiles más grandes del mundo, animales que se extinguieron, los cefalópodos, gasterópodos, anémonas de mar y medusas (las dos últimas todavía viven hoy en día) o discutir qué fue lo que les pasó a los trilobites que alguna vez fueron muy numerosos etc. para que el niño los consulte.

También se puede introducir hechos acerca del clima y sus cambios hasta llegar a las de hielo en las glaciaciones y los efectos que provocaron a las diferentes formas de vida. Con estos temas, se puede llegar a que los niños tengan una idea pues conforme cada una de
estas formas de vida vivían, ellas mismas satisfacían su propia existencia, al mismo tiempo, estaban construyendo el medio ambiente y haciendo posible qué otras formas de vida pudieran existir. Y así llegaron los seres humanos.

PUNTOS ESENCIALES:

  • La vida es un proceso continuo que comenzó con la formación de la tierra
  • Existe una interacción entre la vida y el ambiente
  • Cada ser, ha preparado inconscientemente el ambiente para que otro siga

Los invitamos a ver en familia la producción que se ha realizado mediante
éste video, e inyectarle la magia del saber y el conocimiento del Universo a
nuestros hijos.